Ir a la página principal  
Ir a la página principal
InicioHistoria del puebloPoblación actualArquitectura tradicionalSituación geográficaRutas naturalesFiestas y tradicionesGalería fotográfica
Noticias
Alcalde rico, alcalde pobre

Levante-emv.

 

21/09/2007

 

M. J. Mascarell, Dénia
Los sueldos de los alcaldes siempre son motivo de polémica porque, para algunos, el trabajo de servicio a sus vecinos debe de estar bien remunerado mientras que, para otros, prima la necesidad de apretarse el cinturón ante la situación económica por la que atraviesan las arcas municipales. En la comarca de la Marina Alta, los sueldos más altos corresponden a las tres capitales de la comarca: Dénia, Xàbia y Calp. Paqui Viciano(PSOE), Eduardo Monfort (Bloc-Centristes) y Luís Serna (PSOE) cobrarán este mandato 56.000 euros brutos al año en 14 pagas, es decir, más de 4.000 euros al mes. En el caso de la alcaldesa de Dénia, Viciano se ha subido el sueldo un 50% mientras que Eduardo Monfort, en Xàbia, cobrará 16.200 euros al año menos que su antecesor, el popular Juan Moragues que, ni corto ni perezoso, se colocó un sueldo de 72.200 euros. En Calp, el actual alcalde, del PSOE, también se ha rebajado el sueldo de 61.465 a los 56.000 euros brutos al año que ahora cobra. Y lo hizo, tal y como Luis Serna explicó en el pleno en el que se aprobaron las dedicaciones y sueldos de los ediles, «porque así me lo han aconsejado en municipios vecinos» pero, además, reconoció que la situación económica del ayuntamiento no era boyante.
En este sentido, en la comarca de la Marina Alta se ha dicho adiós a los sueldos astronómicos, al menos en los municipios con más habitantes. Porque en Els Poblets, un municipio de 3.000 habitantes, el alcalde del PP, Jaime Ivars, cobrará 45.931 euros brutos al año. Y el primer edil de Teulada, José Císcar, también del PP, se ha subido el sueldo hasta los 46.454 euros argumentando que, antes, cobraba a penas 1.678 euros al mes con los que tenía que hacer frente a múltiples gastos. Por su parte, el alcalde de Benissa, Juan Bautista Roselló, del PP, ha renunciado a su sueldo municipal para obtener el de la diputación de Alacant, mayor al que percibiría como primer edil. Los emolumentos de Roselló rondan los 50.000 euros brutos al año.
Y es que, si hace una década los munícipes percibían una media de 15.900 euros al año, ahora la cifra se eleva hasta los 49.145 euros. De este modo, la cifra se multiplica por tres (308%). En este contexto, es necesario hacer referencia al incremento del nivel de vida y, por lo tanto, del valor de los bienes de mercado. No obstante, las remuneraciones laborales en otros sectores profesionales no han registrado una subida tan pronunciada.
En los puestos altos de la tabla también se encuentran otros municipios más pequeños como Ondara y Gata. En el primer caso, el alcalde, Ximo Ferrando, se ha subido el salario un 13%, mientras que en Gata, Ana María Soler, cobra menos que su antecesor, el socialista Pepe Diego. De cerca les sigue el sueldo del alcalde de Alcanalí (1.000 habitantes, aproximadamente), Jose Vicente Marco, del PP, que percibe 2.860 euros brutos al mes por su dedicación exclusiva.
En la mitad de la tabla se encuentran los alcaldes de pueblos medianos de la comarca como Pedreguer, El Verger, Benitatxell y Pego, que perciben al año entre 21.000 y 28.000 euros brutos.
En cuanto a los sueldos más moderados, se encuentran aquellos alcaldes que cuentan con una dedicación parcial como el primer edil de Beniarbeig que tiene una nómina mensual de 1.294 euros brutos o el socialista Juan Bautista Reus, en Llíber, que percibe 1.440 brutos euros al mes por gestionar el consistorio tan sólo cuatro horas al día. En esta línea está también el primer edil de Tormos que, tras ser el ganador de un empate a votos con el PSOE en las últimas elecciones municipales, accedió al sillón de la presidencia para cobrar 360 euros brutos al mes.
Cifras insignificantes
Finalmente, en la parte baja de la tabla se sitúan los alcaldes de municipios pequeños en los que, por diferentes motivos, cobran tan sólo por asistir a los órganos colegiados e, incluso, están aquellos que no perciben ni un solo euro por sus labores al frente de sus ayuntamientos.
Destaca el caso de Parcent, donde ningún miembro del actual gobierno cobrará un sueldo por gestionar el consistorio ante la situación económica que arrastran las arcas municipales después del mandato del PP. De esta forma, el consistorio se ahorra los 810 euros que absorbía la celebración de cada pleno, según explicó el alcalde, Máximo Revilla, de Coalició Democrática de Parcent. La anterior alcaldesa, María del Carmen López, del PP, cobraba unos 1.100 euros brutos al mes por su dedicación exclusiva. Ahora, esa cifra se ha quedado en cero.
En Sagra, el actual alcalde, Vicente Portes, del PP, al igual que el resto de ediles, no está
volver atrás «
Inicio | Historia | Población | Arquitectura | Situación | Rutas Naturales | Fiestas y Tradiciones | Galería Fotográfica
Copyright 2017. Benitachell. info@benitatxell.com
Sitio Desarrollado por OVERANT.COM