Ir a la página principal  
Ir a la página principal
InicioHistoria del puebloPoblación actualArquitectura tradicionalSituación geográficaRutas naturalesFiestas y tradicionesGalería fotográfica
Noticias
Freno al derroche eléctrico
V. LÓPEZ DELTELL. Diario Información. 29/01/2009
La Conselleria de Infraestructuras está apoyando el cambio hacia un consumo eléctrico público más responsable, instalando en los municipios de la provincia semáforos y alumbrado de bajo consumo. La intención es que en dos años todos las señales luminosas de tráfico de Alicante sean de "leds", lo que ahorra hasta un 80% de energía.
 
Ahorrar hasta un 45% en el alumbrado y hasta un 80% en los semáforos es posible. Y la Conselleria de Infraestructuras y Transportes lo está promocionando a través de sendas campañas que tienen como objetivo cambiar la iluminación en ocho municipios y acabar con la renovación de todas las señales luminosas de la provincia.
La conselleria de Infraestructuras y Transporte, a través de la Agencia Valenciana de la Energía (AVEN), va a destinar este año más de 100.000 euros para financiar la renovación del alumbrado público en 8 municipios de la provincia. Estas subvenciones se enmarcan dentro de un plan de ahorro energético que Infraestructura ha puesto en marcha para introducir medidas de eficiencia energética en los diferentes sectores de la sociedad valenciana.
A este respecto, el conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores, explicaba que la introducción de medidas de ahorro energético constituye una de las prioridades de su departamento en cuanto a política energética se refiere, puesto que la eficiencia energética es sin duda una de las herramientas más eficaces que tenemos para luchar contra el cambio climático.
Así pues, la Agencia Valenciana de la Energía va a subvencionar la implantación de sistemas de regulación de flujo en el alumbrado público de Elche, Alcoi, Callosa D´en Sarrià, Polop, Benijófar, San Joan D´Alacant, Biar y Benidorm. En estas localidades se instalarán sistemas que permiten reducir la intensidad lumínica del alumbrado público en las horas en las que se reduce notablemente la actividad, consiguiendo así reducir el consumo energético en dichas horas y por gasto energético en alumbrado público. Gracias a este sistema se puede ahorrar el 45% de la energía.
Por otra parte, se llevará a cabo la sustitución de las lámparas de vapor de mercurio por lámparas de vapor de sodio de alta presión, que ofrecen la misma intensidad de luz pero consumen un 40% menos energía. Igualmente, se incorporarán relojes astronómicos, ajustados a la hora solar, para reducir el consumo. Estos relojes astronómicos permiten la programación diaria de encendido y apagado del alumbrado de acuerdo con la hora exacta de salida y puesta del sol.
Gracias a la introducción de estos sistemas se conseguirá un ahorro energético de 361.000 kilovatios hora al año, el equivalente a la energía eléctrica consumida por una población de cerca de 300 habitantes. Asimismo, la reducción del consumo de energía repercutirá en una disminución de la factura energética de estos municipios de más de 3.300 euros al año por término medio.
Por otro lado, la Agencia Valenciana de la Energía está llevando a cabo un programa para introducir la tecnología LED en los semáforos de la Comunidad lo que supondrá una mejora energética muy importante y una considerable reducción de la factura energética de los ayuntamientos. Según apunta el conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores, la Conselleria dona a los municipios las ópticas y son los propios consistorios los que se encargarán de instalar esta nueva tecnología. Gracias a este programa se han sustituido ya los semáforos en más de un centenar de municipios de toda la Comunitat.
Actualmente, según las estimaciones de la Aven quedan alrededor del 25% de ópticas de los semáforos de Alicante por cambiar. Para ello, durante los dos próximos años, Intraestructuras a través de la Agencia Valenciana de la Energía destinará alrededor de 2,5 millones de euros para finalizar este plan.
En 2008 se sustituyeron las ópticas de los municipios de Alicante, Alcoi, Benidorm, Benitatxell, Catral, Crevillent, Ibi, Jacarilla, Muro de Alcoi, San Joan D´Alacant, Gata de Gorgos, y próximamente se van a cambiar en La Nucia, Pilar de la Horadada, San Fulgencio, y se va a continuar con las sustitución en la ciudad de Alicante.
El objetivo de la conselleria según ha explicado Flores "es que en el plazo de dos años todos los municipios de la Comunitat ya hayan sustituido todos los semáforos por otros de bajo consumo".
En total, en 2009, la Aven repartió unas 9.000 ópticas entre 27 municipios. La sustitución de los semáforos actuales por los de bajo consumo supone un ahorro energético de 1.892.797 kilowatios hora cada año, es decir el consumo eléctrico anual de 1.600 habitantes.
En algunos municipios como Vila-Joiosa o Catral todos los semáforos ya son de bajo consumo y en otros se están cambiando por tramos. Es el caso de Alicante por ejemplo, donde ya existen muchas zonas de la ciudad que ya cuentan con los nuevos semáforos. En 2009 la conselleria tenía previsto repartir 3.156 nuevas ópticas.
En el caso de Vila-Joiosa, la Aven donó al Ayuntamiento las 676 ópticas necesarias para sustituir todos los semáforos de la localidad, que actualmente ya han sido sustituidos. En este caso, gracias a la nuevas ópticas se ahorrará anualmente un total de 164.592 kilovatios hora, es decir la electricidad que consume una población de 160 habitantes. Además, gracias a este ahorro energético, el consistorio ahorrará más de 24.000 euros de su factura energética y evitará 50 toneladas de CO2 al año.
La previsión de la Conselleria a es que para 2011 todos los municipios de la provincia tengan ya esta nueva tecnología instalada.
La Universidad de Alicante instala alumbrado LED en el campus para reducir a la mitad la emisión de CO2



LAS LUMINARIAS DE LIDOLIGHT EVITAN LA CONTAMINACIÓN LUMÍNICA Y REDUCEN UN 55% EL GASTO ENERGÉTICO EN LA ZONA DE EXPANSIÓN



La Universidad de Alicante (UA) ha instalado luminarias LED en la zona de expansión del campus de San Vicente, una tecnología que le permitirá reducir el consumo energético en un 55%, además de rebajar a la mitad las emisiones a la atmósfera de dióxido de carbono (CO2) y azufre (SO2). La UA se convierte así en una de las primeras universidades españolas en apostar decididamente por el ahorro energético y el desarrollo sostenible con la colocación de un alumbrado que evita también la contaminación lumínica de las farolas de vapor de sodio tradicionales, ya que permite dirigir la luz para iluminar únicamente la zona deseada.



Las 47 luminarias, suministradas por la empresa Lidolight Saving Energy S.L., se han instalado en el perímetro del edificio y de las nuevas naves de los Servicios Técnicos de Investigación de la Universidad de Alicante. El inmueble se encuentra integrado en el Parque Científico de la UA, en la zona de crecimiento del campus de San Vicente.



Estas luminarias reducen en un 55% aproximadamente las emisiones de dióxido de carbono y azufre a la atmósfera. Así, estas farolas emitirán un total de 7 toneladas de CO2 anuales frente a las 13 de unas convencionales, lo que supone 6 toneladas menos. Este producto, que tiene una calificación energética de clase A, está fabricado con materiales reciclables y no contaminantes y cumple la nueva normativa europea sobre ahorro energético y contaminación lumínica que entró en vigor el 1 de abril. El alumbrado empleado en la zona de expansión del campus demuestra el compromiso de la Universidad de Alicante con el medio ambiente.



Además, el uso de tecnología LED permitirá a la UA reducir alrededor de un 55% el consumo de energía eléctrica, ya que las farolas empleadas en esta zona gastan en total 2.286 euros al año frente a los 4.907 de las convencionales. Así pues, la Universidad ahorrará 2.620 euros anuales sólo con la instalación de estas 47 unidades. Las luminarias LED de Lidolight tienen una vida útil de más de diez años frente a los dos que suele durar una bombilla de vapor de sodio, por lo que la UA pagará 26.200 euros menos en una década. Además, rebajará el coste de mantenimiento de la instalación.



Las luminarias instaladas en el campus de San Vicente han sido sometidas a los estrictos controles de calidad del departamento de I+D de Lidolight Saving Energy S.L. Disponen de un circuito interno de transmisión eléctrica que permite que sigan funcionando aunque falle uno de los leds, evitando así el apagado completo de la luminaria. Asimismo, emiten una luz más blanca, lo que permite visualizar mejor las formas y colores frente a la luz anaranjada de las luminarias de vapor de sodio.



Lidolight, con sede en Yecla, se encuentra en pleno proceso de expansión. La empresa ha instalado luminarias LED en la plaza de la Montañeta de Alicante, logrando también una iluminación uniforme y un considerable ahorro energético para el Ayuntamiento. Lidolight también ha llevado a cabo proyectos en Canarias y en el campus de Espinardo de la Universidad de Murcia, donde ha instalado dos farolas solares y 33 unidades eléctricas. Asimismo, ofrece la posibilidad a los ayuntamientos españoles de instalar luminarias LED a modo de prueba antes de su colocación definitiva.



Lidolight Saving Energy S.L. es una empresa joven pero con amplia experiencia en el sector de las energías renovables y la iluminación. Sus años de estudios y desarrollo de productos avalan su apuesta por el desarrollo sostenible, el ahorro energético y, en definitiva, la protección del medio ambiente.





Asimismo, la tecnología LED lleva asociada otras ventajas en temas de seguridad vial, durabilidad y respeto al medio ambiente.

Pueden acogerse a estas ayudas todos los ayuntamientos de la Comunitat que dispongan de red de semáforos. La sustitución de la óptica tradicional de los semáforos por tecnología LED, aunque técnicamente sencilla, supone un coste elevado para los consistorios, lo que provoca que exista poca penetración de esta tecnología en el parque semafórico de la Comunitat. Por ello, desde la AVEN se han creado estas ayudas.

Asimismo, los beneficiarios de estas ayudas se deberán comprometer a que, una vez retirados los equipos antiguos, se trasladen a un "punto limpio" para que posteriormente se les dé el tratamiento adecuado.

Esta iniciativa, según Flores, "se enmarca dentro de las múltiples actuaciones que desde la conselleria de Infraestructuras y Transporte está realizando para aumentar la eficiencia energética en los distintos sectores de la sociedad valenciana, entre ellos los municipios de la Comunitat".
volver atrás «
Inicio | Historia | Población | Arquitectura | Situación | Rutas Naturales | Fiestas y Tradiciones | Galería Fotográfica
Copyright 2017. Benitachell. info@benitatxell.com
Sitio Desarrollado por OVERANT.COM